Inicio Opinión Berlusconi nunca fue candidato: la centroderecha está un paso adelante

Berlusconi nunca fue candidato: la centroderecha está un paso adelante

Silvio Berlusconi.
Silvio Berlusconi. (Foto: Facebook)

La decisión del líder de Forza Italia, Silvio Berlusconi, de bajar su candidatura a la Presidencia de la República causó el impacto buscado. Se trata de una estrategia perfecta de la centroderecha italiana, trampa en la que la centroizquierda cayó sin ningún reparo ante la escasez de ideas.

La candidatura de Berlusconi era imposible desde el minuto cero. Cualquier italiano tenía más posibilidades que il Cavaliere de convertirse en el jefe de Estado

¿Quién imagina que un bon vivant, rodeado de denuncias judiciales sexuales y vanidoso podría llegar a lo más alto de las instituciones italianas? Berlusconi podría, en todo caso, pelear por convertirse una vez más en primer ministro, presidente del Consejo de Ministros, pero jamás en presidente de la República.

En un país agitado, donde una crisis de gobierno está a punto de concretarse constantemente, la Presidencia de la República es el único cargo institucional que es respetado por todas las fuerzas políticas. En momentos de zozobra, como la pandemia, o ante tragedias que enlutecen al país, el capo del Estado es quien se dirige a la población como un auténtico padre. 

Además:  Fumata nera: la primera votación termina sin presidente electo

El presidente saliente, Sergio Mattarella, ha estado al frente en cada crisis de Gobierno para buscar consensos y moderar los impulsos extremos de cada fuerza política. El jurista ha brindado homenajes a las decenas de víctimas mortales que han dejado algunas tragedias en los últimos años en nuestro país. Es quien recibe minutos eternos de ovación en cada aparición en la Scala de Milán.

Berlusconi, jamás podría haber conseguido esto porque debe ser la figura que más divisiones genera en la sociedad toda. Un personaje absolutamente capaz para dirigir políticamente al país, pero nunca para guiarlo institucionalmente.

Una candidatura imposible, una jugada brillante

Ya desde el primer minuto, el anuncio de la candidatura de Berlusconi despertó un aluvión de críticas. Incluso fue difícil llegar a un acuerdo en el seno de la centroderecha para elegirlo. Conseguir un apoyo del Parlamento era algo absolutamente imposible. Entonces, ¿por qué la centroderecha lo hizo?

Además:  Mattarella Bis: las primeras palabras del presidente reelecto

Mientras la centroizquierda continúa debatiendo si dilapida el Gobierno actual para llevar al actual premier, Mario Draghi, a la Presidencia de la República, el tridente Silvio Berlusconi, Matteo Salvini (Lega) y Giorgia Meloni (Hermanos de Italia) fue mucho más astuto y activó una estrategia que lo deja con una ventaja frente a sus rivales.

Tras los interminables cuestionamientos a la candidatura de Berlusconi, el espacio conservador retira esa opción para satisfacer el pedido de la centroizquierda de buscar un candidato en "el consenso".

De esta manera, además de dominar la agenda pública, se adelanta en la negociación y al Partido Democrático. A partir de ahora, a la centroizquierda le será mucho más difícil cuestionar a otro candidato, al candidato real, al definitivo.

Además:  Elección presidencial: cuarta votación, sin candidatos firmes

Lejos de detectar la trampa, el expremier Giuseppe Conte celebró el anuncio de este 22 de enero y agradeció que la centroderecha "escuchara" el reclamo del resto. 

El candidato real de la centroderecha comenzará la carrera con un marcada ventaja. "Ahora veremos si la centroderecha continúa diciendo que no a todos los candidatos luego de la decisión generosa de Berlusconi", celebró Salvini


Además: El fotógrafo que destapó los escándalos sexuales de Berlusconi: "Podía denunciarme, pero debía mostrar el pene ante el juez" 

Deja un comentario