Inicio Vaticano El Vaticano abre una investigación interna por la desaparición de Emanuela Orlandi

El Vaticano abre una investigación interna por la desaparición de Emanuela Orlandi

Pietro Orlandi sostiene en el Vaticano una foto de su hermana Emanuela.

«Luego de 35 años de incertidumbre confío en que finalmente podremos saber la verdad y Emanuela recibirá justicia», declara conmocionado Pietro Orlandi, al enterarse de que la secretaría estatal del Vaticano autorizó la apertura formal del proceso por la desaparición de su hermana.

Emanuela Orlandi, hija de un funcionario de la prefectura de la Casa Pontificia del Vaticano, tenía 15 años en el momento de su misteriosa desaparición que tuvo lugar el 22 de junio de 1983 en la ciudad de Roma.

El caso, que en su época fue relacionado hipotéticamente con un sinnúmero de delitos y misterios —entre ellos el atentado a Papa Juan Pablo II— habría sido archivado en numerosas ocasiones por los tribunales romanos.

Además:  Ratzinger reflexiona sobre los abusos sexuales: "Hubo un colapso moral desde la Revolución del 68"

Laura Sgrò, abogada de la familia Orlandi, declara que ella y la familia de Emanuela han recibido la noticia con emoción y confianza en una total colaboración por parte de las autoridades vaticanas, sin renunciar por ello a seguir llevando a cabo las actividades de investigación como parte afectada por los hechos.

Durante el verano del 2018, Sgrò recibió una carta anónima que contenía fotos e indicaciones sobre una hipotética ubicación de los restos de Emanuela en proximidad a una tumba del cementerio Teutónico del estado Vaticano.

Precisamente hace algunas semanas, la familia Orlandi había enviado una petición al Vaticano para proceder con las excavaciones necesarias para aclarar dicha hipótesis.

Además:  La familia Orlandi exige al Vaticano abrir una tumba dentro de la Santa Sede

Según reconstrucciones de los hechos, el cuerpo estaría ubicado en correspondencia a la estatua de un ángel que tiene en mano una hoja con el lema «descansa en paz» mientras que con la otra mano indica el lugar sospechado.

Muchas personas llevan flores hasta ese preciso punto, pues ya desde hace varios años corren voces de que el cuerpo de Emanuela está enterrado allí

Antonietta Gregori, hermana de Mirella Gregori —desaparecida también en Roma en 1983— recibe la noticia con la esperanza de que se haga justicia también para su familia.

«Nuestra familia y la familia Orlandi llevan 36 años de lucha continúa en busca de la verdad. La apertura de las investigaciones por parte de las autoridades del Vaticano representa un hecho importante y determinante. Estoy feliz por la familia de Emanuela y espero que se haga finalmente justicia», declaró ante la prensa.

Además:  El Vaticano "recibe con conmoción y tristeza la noticia del incendio en la catedral de Notre Dame"

AhoraRoma.com no recibe fondos públicos ni de ningún partido político. ¡Ayudanos a seguir informando! Somos el único medio en español que cuenta la actualidad italiana.

Deja un comentario