Pese a que el decreto Sicurezza impulsado por Matteo Salvini ya es ley, un grupo de alcaldes anunció que no aplicará las medidas antimigrantes.

Con el Partido Democrático debilitado, este movimiento se posiciona como el principal frente opositor 

La principal controversia es sobre el artículo que regula los empadronamientos de los inmigrantes en los ayuntamientos y que suspende el derecho a inscribirse como residente a quienes han solicitado asilo.

La importancia de los empadronamientos es que sin este documento no se puede acceder al sistema de acogida ni a la gran mayoría de servicios públicos y privados.

«Si cierran los puertos, los iremos a buscar al mar», escribió el alcalde de Nápoles, Luigi De Magistris

Entre los municipios que se oponen a las políticas xenófobas del ministro del Interior se encuentran Palermo, Nápoles, Florencia, Reggio Calabria y Parma.

Según publica El País, De Magistris considera que «es muy grave que el ministro del Interior de un Gobierno intimide a los alcaldes que simplemente quieren aplicar la ley en conformidad con la Constitución, no quieren eliminarla o romperla».

[irp posts=»4526″ name=»El ‘alcalde de los refugiados’ contra el decreto Sicurezza: Es inhumano»»]

Por su parte, el alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, pidió que se deje de llamar «subversivos» a quienes buscan que se «respeten los derechos humanos».


[irp posts=»4642″ name=»Aquarius echa el ancla: Europa condena a las personas a morir»»]

2 Comentarios

Deja un comentario