Inicio Política Fratelli d'Italia entrega su símbolo partidario con la polémica llama tricolor

Fratelli d'Italia entrega su símbolo partidario con la polémica llama tricolor

Isologotipo de Fratelli d'Italia
Isologotipo de Fratelli d'Italia

El logotipo de Fratelli d'Italia mantiene la llama tricolor, controvertida por sus vínculos con el Movimiento Social Italiano y el neofascismo.

En el día en el que se abre el plazo para entregar en el Ministerio del Interior los símbolos de los partidos que se postulan a las elecciones políticas, estalla la polémica sobre los liderados por Giorgia Meloni.

Todo gira alrededor de esa pequeña llama tricolor en la parte inferior de su logotipo. Reproduce, en escala, la que caracterizaba al Movimento Sociale Italiano, partido heredero del fascismo de Benito Mussolini.

Una leyenda urbana decía que reproducía la flama encendida sobre la tumba del dictador fascista. La versión oficial lo negó siempre, pero esa fiamma, aunque desplazada a la parte baja, quedó en la evolución gráfica y, de alguna forma, ideológica de los herederos del Movimento, la menos nostálgica Alleanza Nazionale, nacida en el 1995.

Además:  La derecha se ve ganadora y ya discute el equilibrio interno

No se atrevió a apagarla ni siquiera Gianfranco Fini, su presidente, que declaró que el fascismo fue el mal absoluto. Definición que Giorgia Meloni, ocupante del despacho que perteneció por décadas al líder del Movimiento, Giorgio Almirante, matiza.

El vídeo de Meloni para la prensa extranjera

La dirigente grabó un vídeo en el que condena las leyes raciales y "sin ambigüedad" la privación de la democracia. El mensaje está en español, inglés y francés, pero no en italiano. Allí se limita a decir que el fascismo "es historia", sin condenarlo.

"La derecha italiana ha condenado el fascismo hace décadas y condena sin ambigüedad la privación de la democracia y las infames leyes antijudías. Condenamos claramente el nazismo y el comunismo", señala en el vídeo dedicado a la "prensa internacional". En él, compara su partido con los conservadores británicos, el Likud israelí o el Partido Repúblicano estadounidense.

Además:  Conte: a diferencia de Meloni, "yo no sigo órdenes de Washington"

Desde el Partido Democrático el ministro de Trabajo, Andrea Orlando, sugirió que quite la llama de su logo para sonar convincente. En tanto, la senadora vitalicia Liliana Segre consideró que borrarla sería un inicio: "partamos de los hechos".

Deja un comentario