Inicio Economía La economía italiana, en alerta: leve caída del PIB en el primer...

La economía italiana, en alerta: leve caída del PIB en el primer trimestre

La economía italiana (Foto: pxfuel - archivo)
La economía italiana (Foto: pxfuel - archivo)

Las subidas de precios de alimentos y energía golpearon la economía italiana, lo que llevó a una caída del PIB del 0,5% entre enero y marzo, según el Banco de Italia.

Sin embargo, se trata de un número provisional. El deterioro es en comparación con el último trimestre de 2021. El ISTAT publicará las cifras definitivas a finales de abril.

Uno de los directores generales del Banco de Italia, Luigi Federico Signorini, explicó que el PIB ya se estaba desacelerando en el último trimestre del pasado año.

La economía italiana viene de un crecimiento del 6,6% tras el colapso del 8,9% en 2020 por la pandemia

Para Signorini, "el poder adquisitivo de los hogares empieza a verse mermado" por la suba de los precios de la energía y los alimentos, derivado de la guerra en Ucrania. Las familias con rentas más bajas son las que más dificultades están experimentando.

Además:  La advertencia de Rusia a Italia: "Habrá consecuencias irreversibles"

El gas ruso y la economía italiana

Entre los motivos de preocupación está que Italia tiene una fuerte dependencia del gas ruso. Importa algo más del 40% de sus suministros anuales de ese país. La posibilidad de sanciones de la UE sobre ese producto están cada vez más cerca.

Signorini consideró que el corte de se suministro generaría una caída del PIB durante todo 2022 y hasta principios del 2023. Aunque matizó que en este escenario se podrían "sustituir desde el principio dos quintas partes del gas ruso que se importa actualmente".

Además, consideró que el problema se resolvería para finales de año, "bien con la reanudación del flujo, bien mediante una sustitución a mayor escala", explicó.

Además:  Inflación: anuncian medidas para frenar la suba de la luz y el combustible

En ese sentido, el ministro de Economía, Daniele Franco, vaticinó que la economía italiana caería un 2,3% de producirse ese cierre. "Un bloqueo total del gas ruso provocaría nuevos aumentos de precios, lo que afectaría negativamente al PIB y empujaría aún más la inflación", planteó como "hipótesis".

El que buscó limitar las preocupaciones por el tema es el primer ministro, Mario Draghi. El economista dijo que apoyará una sanción a Rusia que incluya la interrupción del suministro, siempre que eso sirva para lograr el fin de las hostilidades.

Además, descartó que Italia pudiera verse en dificultades, porque el país "estaría cubierto por reservas".

Además:  "Suplico que se esfuercen para que cese esta guerra repugnante"

 

 

Deja un comentario