La nave Aquarius aguarda que algún puerto europeo autorice su llegada. Italia ya dijo que no recibirá a los inmigrantes. Barcelona, por su parte, se ofreció como puerto de entrada, pero el Gobierno central no autorizó la medida.

El vicepremier, Matteo Salvini, publicó en Twitter: "La nave de la ONG Aquarius con otros 141 inmigrantes a bordo: propiedad alemana, alquilada por una ONG francesa, con tripulación extranjera, en aguas maltesas, con la bandera de Gibraltar. Puede ir a donde quiera, menos a Italia".

Además:  Salvini: "Estudiamos la reintroducción del servicio militar"

Pese a las racistas palabras de Salvini, el alcalde de Napoli, Luigi de Magistris, ofreció recibir "personalmente" al barco con los inmigrantes y denunció que es el Gobierno más cínico de la historia.

El ministro de Infraestructura y Transporte, Danilo Toninelli, escribió en Twitter: "La ONG #Aquarius fue coordinada por la Guardia Costera libia en su área de responsabilidad. El barco ahora está en aguas maltesas e hiza la bandera de Gibraltar. En este punto, el Reino Unido asume su responsabilidad de proteger a los náufragos (sic)".


Médicos sin Fronteras denunció una violación absoluta de todas las leyes internacionales y marítimas.

Además:  ¿Quiénes son los candidatos a Primer Ministro?

3 Comentarios

Deja un comentario