Inicio Deportes Los 'tifosi' de Roma y Napoli, castigados por incidentes en autopista

Los 'tifosi' de Roma y Napoli, castigados por incidentes en autopista

Incidentes en el Napoli y la Roma.
Incidentes en el Napoli y la Roma. (Foto: redes)

Los simpatizantes de Roma y Napoli no podrán asistir a los encuentros que sus equipos disputen de visitante en los próximos dos meses.

La medida, tomada por el Ministerio del Interior, se implementó por los graves incidentes que se produjeron en la autopista entre Florencia y Arezzo. Allí se enfrentaron los tifosi de ambos equipos en una batalla campal que obligó a interrumpir el tránsito.

Los principales inconvenientes en el tráfico se produjeron entre Monte San Savino y Arezzo. Un aficionado giallorrojo resultó herido y fue trasladado estable al hospital de Arezzo.

Todo ocurrió apenas pasadas las 13 cuando los aficionados de Campania vieron a la altura del kilómetro 364 a los romanos. Comenzaron a lanzar piedras y botellas contra los vehículos que se detuvieron en la autopista A1.

La respuesta del Gobierno

Ante esta situación, el ministro del Interior, Matteo Piantedosi,  decidió ser drástico ante la "gravedad" de lo sucedido el domingo 8 y ante el "peligro real de que se repitan tales conductas". Por ello, cerró a partir de este mismo sábado "los sectores dedicados a los aficionados visitantes" cuando estén involucrados los clubes Napoles y AS Roma.

Además:  Incidentes entre hinchas del Napoli y la Roma: un herido y caos de tránsito en la autopista entre Florencia y Arezzo

En un comunicado difundido por el Viminale se detalla que también queda prohibida "la venta de entradas a estos mismos recintos deportivos y para los mismos partidos a las personas residentes en las provincias de Nápoles y Roma".

El miércoles 11 el propio Piantedosi había anticipado "máxima severidad en las sanciones" ante la gravedad de los hechos. De esta forma, el próximo 29 de enero, Napoli recibirá a la Roma en el estadio Diego Armando Maradona, pero lo hará sin público del visitante.

 

Deja un comentario