Inicio Mafia El jefe mafioso Giovanni Brusca, libre tras 25 años de cárcel

El jefe mafioso Giovanni Brusca, libre tras 25 años de cárcel

Giovanni_Brusca.
Giovanni_Brusca. (Foto: Chris Quinn|)

Giovanni Brusca, de 64 años, quedó el libertad tras cumplir su condena. Su pena había sido reducida cuando comenzó a colaborar con la Justicia, tras ser detenido en 1996. Ahora, por buen comportamiento, salió incluso antes de lo previsto.

El mafioso salió este lunes 31 de la penitenciaría de Rebibbia, en Roma, 45 días antes del final de la condena. Según explicó L'Espresso, Brusca será sometido a controles. Pero también recibirá una fuerte protección, dado su peligrosidad y sus crímenes.

El Tribunal de Apelación de Milán definió que, por cuatro años, estará en libertad condicional

Detenido en 1996, el jefe vinculado a la Cosa Nostra estuvo vinculado al atentado de 1992 en Capaci, Palermo, contra el juez antimafia Giovanni Falcone. Además del magistrado, murieron su esposa y tres custodios.

Falcone se destacó por su labor contra la mafia. Fue el primer hombre en analizar la estructura de la organización y uno de sus más duros perseguidores. Consiguió que uno de los grandes capos, Tommasso Buscetta, se arrepintiera hasta el punto de romper con la ley del silencio que castiga las delaciones con la muerte.

Con esa confesión, puso en marcha un mega juicio contra la Cosa Nostra, en 1987. En total, el "Proceso de Palermo" logró la condena de 357 mafiosos.

También fue el ejecutor material del homicidio di Giuseppe Di Matteo, hijo del arrepentido Santino Di Matteo, que tenía sólo 13 años cuando fue raptado. Lo asesinaron y disolvieron su cuerpo en ácido.

Giovanni Brusca frente a la Justicia

Cuando la policía lo detuvo en el pueblo costero de Cannatello, Palermo, en mayo de 1996, decidió cooperar con la Justicia. Así, brindó información sobre las operaciones mafiosas y los atentados perpetrados en Roma y Florencia, especialmente en 1993.

Su sentencia originalmente concluía en 2022, pero por "buena conducta" obtuvo una libertad anticipada. Ahora se abre otro interrogante: las dificultades logísticas y organizativas que los cuerpos de Seguridad tendrán para proteger a este delincuente y su familia.

Deja un comentario