Inicio Vaticano Suspenden a 5 altos funcionarios del Vaticano por corrupción

Suspenden a 5 altos funcionarios del Vaticano por corrupción

Vaticano. (Foto: AhoraRoma.com)

Luego de que el Vaticano decidiera incautar algunos documentos y ordenadores de la Secretaría de Estado y de la Autoridad de Información Financiera del Estado (AIF), cinco funcionarios han sido suspendidos.

El Cuerpo de la Gendarmería ha enviado disposiciones al personal del Estado y a las Guardias Suizas sobre la suspensión cautelar del servicio da cinco personas, que podrán acceder al Estado del Vaticano tan solo para los servicios de la Dirección Sanidad e Higiene o si tuviesen autorización de una magistrado vaticano.

El único que podrá quedarse allí es el monseñor Maurizio Carlino, desde hace poco jefe de la Oficina Información y Documentación, que vive en la Domus Sanctae Marthae.

Además:  Inesperado giro en el caso Emanuela Orlandi: “Está viva”

Los otros suspendidos son Vincenzo Mauriello y Fabrizio Tirabassi, altísimos dirigentes de la Secretaría, Caterina Sansone, una encargada de la Secretaría, y Tommaso di Ruzza, director de la AIF.

Todos ellos podrían ser condenados por irregularidades en compraventas al extranjero

Investigan particularmente transacciones en Londres, donde aparecen algunas sociedades inglesas.

Tirabassi desde el 26 de julio ha asumido el cargo que antes ejercía el monseñor Alberto Perlasca, ahora promotor de Justicia del Tribunal de la Signatura Apostólica. Tirabassi gestiona las inversiones de la Secretaría de Estado, en la Oficina Administrativa, y también el Óbolo de San Pedro, que debería sustentar la misión de la Iglesia y las obras de caridad, cuyos flujos están ahora siendo controlados por los investigadores.

Además:  Renuncia el jefe de la Gendarmería del Vaticano tras la filtración de un documento confidencial

En el 2015 el Óbolo de San Pedro llegó a 400 millones de euros.

El Instituto para las Obras de Religión (IOR), y el procurador general han denunciado las operaciones de la Primera Sección de la Secretaría de Estado, cuando sus oficinas eran controladas por monseñor Angelo Becciu, quehace pocos meses se ha vuelto Prefecto para la Congregación de las causas de los santos y cardinal. Y monseñor Carlino ha sido por varios años su secretario personal.

Deja un comentario