Inicio Deportes Italia no levanta cabeza: cuarta derrota al hilo tras una paliza de...

Italia no levanta cabeza: cuarta derrota al hilo tras una paliza de Inglaterra

La cuarta jornada del Seis Naciones de Rugby tuvo lugar este día sábado. En este caso, el seleccionado italiano tenía la durísima misión de tratar de conseguir sus primeros puntos ni más ni menos que en suelo inglés, visitando a la difícil selección local.

Italia llegaba a este encuentro luego de sufrir tres derrotas en sus tres primeras presentaciones. Había caído 33-20 en su visita a Escocia y, luego, dos en condición de local: 26-15 ante Gales y 26-16 ante Irlanda.

Por su parte, la selección británica llegaba al encuentro de este sábado con 10 puntos, producto de dos triunfos (32-20 en su visita a Irlanda y 44-8 en su casa ante Francia) y una derrota (21-13 como visitante ante el líder Gales).

El partido comenzó con dominio de balón y territorio del equipo local, que comenzó jugando muy cerca del in-goal italiano. De hecho, y luego de un arranque algo impreciso, pudo capitalizar a los 7’ la primera situación con un line y maul en el que George terminó apoyando el try y Farrell concretando la conversión para el 7-0 parcial para la selección de la Rosa.

Sin embargo, sobre los 12’ llegó la reacción italiana con una buena jugada colectiva en gestación y la terminación por la punta con el try de Allan, quien también fue el encargado de concretar una difícil conversión para el 7-7.

Pero, en el palo por palo, nuevamente fue el equipo local el que aprovechó los espacios en la defensa Azzurra y, a los 15’, May apoyó nuevamente la guinda en el in-goal adversario para que luego Farrell volviera a sumar los dos puntos adicionales y, así, poner a los británicos 14-7 arriba.

Así, el partido entró en una zona donde los dos proponían un partido con posesiones de riesgo y yendo al frente, donde los errores estaban siempre latentes. Y, en ese contexto, a los 21’ llegó una tremenda acción individual de Tuilagi, quien quebró la defensa italiana y se escapó para estirar aún más la ventaja en el marcador (21-7 tras una nueva conversión de Farrell).

Sobre los 25’ de esa primera parte, Farrell continuó con su tarjeta perfecta de ejecuciones y llegó a sus 9 puntos gracias a un penal que convirtió para el 24-7.

Para colmo, siete minutos más tarde el neozelandés Shields (que juega para Inglaterra) aprovechó otra buena acción individual de Tuilagi, quien lo asistió y lo dejó de cara al in-goal para el 29-7 (y punto bonus para el local) que luego se ampliaría aún más con otra conversión de Farrell para el 31-7 con el que terminaría la primera etapa.

En el segundo tiempo, nuevamente a los 7’ como ocurrió en la primera parte, Inglaterra volvió a anotar un try, en este caso moviendo la pelota de costa a costa y aprovechando los números que sobraban por afuera para que Tuilagi apoyara nuevamente para el 36-7 (Farrell falló la conversión).

A los 14’, Italia logró un buen continuado de pases y, tras 11 fases de ataque, llegó a un nuevo try pegado a la bandera por obra de Morisi para así descontar y, con la conversión de Allan, ponerse 14-36.


Sobre los 24’, una buena presión inglesa sobre la salida italiana generó un nuevo try para el local gracias al kick tapado y posterior apoyo en el in-goal de Kruis que, sumado a la posterior conversión de Ford pusieron el partido 43-14 para Inglaterra.

Y sólo tres minutos más tarde la diferencia de velocidades y el predominio en casi todos los aspectos del juego se hizo notar con una gran contra de los locales que terminaron con un nuevo try (en este caso de Robson) y conversión de Ford para poner un apabullante 50-14.

A dos minutos del cierre, otra vez un kick tapado por Kruis en la salida italiana terminó con el octavo try de la selección anfitriona, en este caso a manos de Shields. Luego, Ford completó la faena con la conversión y puso el aplastante 57-14 final.

De este modo, Italia cosechó su cuarta derrota al hilo y está último, sin unidades. La semana que viene intentará sumar sus primeros puntos en el certamen, en lo que será el partido despedida ante Francia, en Roma.

Además:  Según un estudio privado, Pisa es la ciudad más eficiente del país

Deja un comentario