Tras la euforia por la aprobación —y promulgación— del decreto Sicurezza, el ministro del Interior, Matteo Salvini, va por más. Tal como lo había anticipado en la campaña electoral, ahora el objetivo es facilitar el acceso a las armas para que los ciudadanos disparen "en legítima defensa".

"Toda defensa es legítima", sentencia Salvini

"Los delincuentes deben volver a sentir miedo en este país que merece tranquilidad, seguridad y respeto", escribió en Facebook.


La iniciativa volvió a ganar protagonismo luego de que el propietario de un taller mecánico haya sido arrestado por haber matado a tiros a un ladrón. Fredy disparó cinco veces contra el atacante luego de haber sufrido 38 robos.

Según Salvini no existe el exceso de legítima defensa y si alguien dispara a un ladrón está en su derecho y no debe ser juzgado. Es lo que dice la ley que impulsa su partido y que está pendiente de aprobación parlamentaria.

"Se considera que ha actuado bajo legítima defensa quien accione para rechazar la entrada o intrusión con violencia" en una vivienda u oficina, señala el proyecto. Es decir, permitiría apretar el gatillo en el momento en el que una persona entre a la fuerza en una propiedad privada.

Además:  Así son las pistolas eléctricas taser que usa la Policía en 12 ciudades

"El Estado debe decidir a quién defiende y nosotros defendemos a los buenos ciudadanos", dice Andrea Ostellari, senador de La Liga

Actualmente, para poder portar una pistola es necesaria una licencia otorgada por la Policía tras haber pasado un examen médico. Se calcula que hay más de un millón de armas en el país y que cerca de 2.500 empresas se dedican a su fabricación.

Algunos medios aseguran que el vicepremier redactó la ley de  legítima defensa en estrecha colaboración con el principal 'lobby' armamentístico italiano.

1 Comentario

Deja un comentario