Inicio Sociedad El cartel de un restaurant en Milán contra el COVID que se...

El cartel de un restaurant en Milán contra el COVID que se hizo viral

El cartel del restaurante de Milán que desató la polémica (Foto: Facebook)
El cartel del restaurante de Milán que desató la polémica (Foto: Facebook)

Desde el 6 de agosto será obligatorio el pase verde para ingresar a distintos lugares cerrados. Pero el cartel que colocaron en un restaurante en Milán ya anticipa lo que vendrá.

"COVID free. ¿Estás vacunado? Por favor...puedes entrar. ¿No lo estás? Vete a la m...", reza el cartel

Aunque el dueño tuvo que quitar el letrero, el mismo se viralizó antes. Se trata del restaurante Il Tasca, en Corso di Porta Ticinese, en el centro de la ciudad.

"Crea rabia, tensión, agresión", señalaron algunos en redes sociales. Y efectivamente, el restaurante sufrió amenazas y pedidos para que eliminen ese cartel, que finalmente descolgaron. "El objetivo era ayudar a crear conciencia", señaló el dueño.

Además:  La cepa Delta ya es la predominante en toda Italia

"Tuve que sacarlo porque fui blanco de insultos y amenazas tanto en las redes sociales como en el teléfono. En un momento tuve que dejar de contestar. Me dijeron 'tu negocio se irá por el desagüe', 'debes morir '", cuenta Erwan Maze, propietario del lugar. "Mi esposa tenía miedo. Pienso en ella y en mis tres hijas", lamenta, en diálogo con Il Giorno.

Agrega que pensó el cartel como "una forma de sensibilizar a la gente para que se vacunen". "Creo que vacunarse es un deber cívico", señala. Y recuerda que el sector de la restauración está en "graves dificultades".

"La única forma de volver a la normalidad es vacunándonos. Esta es mi opinión y me siento libre de expresarlo, tanto como aquellos que están en contra de las vacunas", subraya.

Además:  Vacunas: para Mattarella, inocularse es "un deber moral"

"Me siento más democrático que la gente que me insultó y amenazó. Nadie vino a hablarme en persona: los comentarios se hicieron en las redes sociales y desde teléfonos anónimos. Recibí 300 llamadas telefónicas, ya no era manejable", concluye.

Deja un comentario