Inicio Viral "Kiricocho": ¿de dónde salió la 'maldición' que lanzó Chiellini en el penal...

"Kiricocho": ¿de dónde salió la 'maldición' que lanzó Chiellini en el penal decisivo? | Video

Giorgio Chiellini, capitán de la selección italiana, lanzó una famosa maldición cuando Inglaterra ejecutaba su último penal en la Eurocopa 2020: "Kiricocho" se lo ve decir a Chiellini en un video que se volvió viral en las redes en las últimas horas. ¿Qué sucede luego? La mala fortuna se cumple en el penal definitivo que ejecuta Bukayo Saka. El británico lo erra e Italia se consagra camepona de Europa.

¿Qué significa "Kiricocho"?

Es una tradición nacida en el fútbol argentino. Pronunciar esa palabra castiga inmediatamente al rival. La costumbre nació cuando el campeón del mundo con Argentina Carlos Bilardo era entrenador de Estudiantes de La Plata.

Además:  ¡Italia, campeona de la Eurocopa 2020!

Kiricocho era el apodo de un aficionado que cada vez que se apersonaba en el club para presenciar una práctica sucedía alguna desgracia.

Fue entonces cuando el técnico argentino, conocido por sus cábalas a las que él define como "costumbres", le dio la misión a este hincha de que fuera él quien recibiera a los equipos rivales. ¿El resultado? Estudiantes fue campeón del torneo Metropolitano 1982 y solo perdió un partido como local, ante Boca, cuando Kiricocho no pudo acercarse al plantel Xeneize.

Más tarde, la carrera de Bilardo siguió otros rumbos. El siguiente paso fue la selección argentina y más tarde el Sevilla de España, por lo que pronto esta especie de embrujo llegó al fútbol de Europa.

Además:  Ayuda divina: ¿Maradona sigue jugando desde el cielo?

Lo cierto es que en la actualidad, la palabra Kiricocho la usan jugadores de todo el mundo para transmitirles a los adversarios energía negativa en el momento de una ejecución o una chance de gol.

Chiellini es uno de ellos. Si bien en las imágenes de la definición no se llega a escuchar lo que dice y solo se le puede leer los labios, más tarde, el campeón de Europa lo confirmó.

"Confirmo todo: ¡Kiricocho!"

Deja un comentario