Inicio Cultura Golpe de suerte: una italiana gana un Picasso en una lotería

Golpe de suerte: una italiana gana un Picasso en una lotería

Claudia Borgogno pensó que su hijo le estaba gastando una broma. ¿Cómo podía ser que la llamaran de Christie's París para informarle que la esperaba en sus depósitos un cuadro de un millón de euros?

La historia comienza en París, días antes de la última Navidad. Lorenzo Naso, hijo de Claudia, estaba allí por trabajo y decidió comprar un boleto de la lotería 1 Picasso por 100 euros para él y otro para su madre. El premio: un cuadro de Pablo Picasso, de 1921.

"Me pareció un poco caro, 'pero es un Picasso', me dije", recuerda el hijo de Claudia

El joven, de 25 años, indica que siempre había pensado en cómo ayudaría a su madre durante su vejez. "Ahora veo mi futuro de modo más relajado", reflexiona.

Además:  'Los ángeles del agua alta': el grupo de 500 jóvenes que salvan a Venecia del desastre

El cuadro fue donado por el famoso merchante David Nahman, y recibirá por el mismo 900.000 euros de los 5 millones que se recaudaron. El resto será destinado a la construcción de pozos de agua en Marruecos y otros países de África. Se trata de una iniciativa de la cantante y conductora franco libanesa Peri Cochin.

La mujer, de Ventimiglia, en Liguria, no creyó en un primer momento que fuera verdad. "No bromees, vamos, está lista la cena", recuerda Lorenzo que fue su respuesta cuando le anunció la llamada de la casa de subastas. Pero cuando llegaron las cámaras de televisión a su casa, entendió que iba en serio.

Además:  Góndolas sin precios: un mercado gratuito para quienes no llegan a fin de mes

¿Qué hará con el cuadro?

Lorenzo, que actúa como vocero de su madre, indicó que ella aún no ha decidido qué hará con la obra. "Siempre pensó que los cuadros deben estar en los museos, o que deben poder ser vistos y admirados, no permanecer en una bóveda", indicó.

El concurso, que había tenido una primera edición en 2013, ya tuvo a su anterior cuadro en un museo. Lo ganó un joven estadounidense que prestó durante mucho tiempo su cuadro al Museo de Pittsburgh, en Pensilvania. Hoy, está en una bóveda de Christie's.

Deja un comentario