Un restaurante de Trastévere (Roma) encontró una peculiar manera de promocionar su menú. Ofece una insólita promoción, o más bien un desafío: todo aquel que logre comer un kilogramo de carbonara, no pagará un céntimo.

Se trata del Maritozzo Rosso, que en la Noche de Brujas reunió a una enorme clientela para el desafío

La promoción se repetirá varias noches en noviembre y diciembre.

El récord actual es de 10 minutos y 36 segundos, establecido hace unos días... ¿crees que puedes superarlo?

Además:  Fascistas golpean a cuatro jóvenes del Cinema America en Trastevere

Deja un comentario