Inicio Deportes Romelu Lukaku: de tomar leche rebajada con agua a estrella del Inter

Romelu Lukaku: de tomar leche rebajada con agua a estrella del Inter

Hace mucho que los flashes se posaron sobre Romelu Lukaku. De hecho, fue una de las principales atracciones del Mundial Rusia 2018. Sin embargo, en estas últimas semanas fue el hombre más buscado en Europa y su arribo al Inter fue propio de una mega estrella, causando revolución a cada paso que daba.

¿Pero quién es Lukaku? Además de un excéntrico y muy talentoso centrodelantero, un hombre con una vida digna de ser contada. Hijo de Adolphine (madre) y de Roger Menama Lukaku, su padre, de quien sale su nombre Romelu, acrónimo compuesto de las dos primeras letras de cada palabra del nombre de su padre.

Romelu Menama Lukaku Bolingoli, tal cual es su nombre completo, tiene ascendencia congoleña, aunque nació en Amberes, Bélgica el 13 de mayo de 1993. Aunque eso, claro, también le trajo problemas en una infancia llena de discriminación y racismo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🇧🇪

Una publicación compartida de Romelu Lukaku (@romelulukaku) el


Por ejemplo, marcados junto a su hermano (en la foto de arriba, quien hoy juega en Lazio) sufrieron insultos racistas por ser los únicos jugadores de piel negra del Club Lierse, donde ambos se desempeñaban. Luego, ese club fundió y Romelu decidió irse a Bruselas para continuar su carrera deportiva.

Además:  Inter y Roma igualan 0 a 0 en el San Siro

Es que, sin lugar a dudas, tenía una meta clara: sacar a su familia de la pobreza. Si bien su padre había sido jugador de fútbol profesional no lo fue en los grandes planos y la crisis los afectó de gran manera.

“Tenía 6 años y volví a casa a almorzar al salir del colegio. Mamá tenía lo mismo de siempre en el menú, que era pan y leche. Mamá empezó a mezclar la botella de leche con algo más. Me sirvió el almuerzo con una sonrisa como si todo estuviera bien. Pero comprendí lo que estaba haciendo", comenzó a relatar el jugador.

"Estaba mezclando leche con agua. No teníamos suficiente dinero para hacer durar la botella toda la semana. No éramos solo pobres; estábamos quebrados”, contó Lukaku

Y agregó: "Me hice la promesa de que no podía ver a mi madre así. Le dije: 'Mamá, esto va a cambiar, voy a ser futbolista profesional de Anderlecht y no tendrás que preocuparte más'. Cada encuentro que disputé desde niño era como una final para mí".

Además:  Tras el despido de Ancelotti, comienza la era Gattuso en Napoli

Fanático del fútbol, sufrió de chico cuando la dura economía familiar lo privó de poder ver diez años de Champions League y mundiales. Incluso llegaba al colegio y tenía que disimular saber de lo que todos sus compañeros hablaban del “golazo de Zidane en la final de la Champions” -que él no había podido ver y recién pudo conocer dos semanas después cuando un amigo le mostró el video- o del Mundial de Corea-Japón en 2002, del que todos hablaban en su colegio pero del que él sólo pudo ver la final, la cual tuvo que pedir a un amigo poder ir a la casa para poder ver lo que hacía ese tal Ronaldo de Brasil.

Fanático de la Playstation, temperamental (incluso dicen que se enojó cuando en alguna edición de los videojuegos lo hicieron “demasiado lento”), excéntrico y liberal. Hasta hoy en día se anima a componer hiphop -otra de sus pasiones- y a ser uno de los futbolistas más codiciados del mundo por su enorme talento y capacidad goleadora.

Inteligente, sociable, políglota (habla congoleño, inglés, holandés, francés y hasta se defiende bien con el español) debutó en Primera División el 24 de mayo de 2009, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia en debutar en el Anderlecht, con 16 años y 11 días.

Además:  Juventus aplasta al Udinese 3 a 1 y es líder de la Serie A

Aunque eso, claro, no fue impedimento para que en su primera temporada completa se convirtiera en el goleador del equipo y de la liga con 15 tantos. Luego pasó por Chelsea y West Brom, hasta llegar a Everton, donde volvió a destacarse con 88 tantos y un sinfín de clubes que lo quisieron, aunque terminó recalando en Manchester United.


Ahora pasea sus 191 centímetros y sus 94 kilos por Milan. Claro, es que el Inter le ganó la pulseada a la Juventus y tiene al carismático delantero belga para ser su próxima carta de triunfo en la temporada 2019-2020.

Deja un comentario