Inicio Deportes Palermo: historia, apogeo y decadencia de un club que deja de existir

Palermo: historia, apogeo y decadencia de un club que deja de existir

La Unione Sportiva Città di Palermo ha muerto. Así, de esa manera, se han expresado varias personas relacionadas al ambiente del fútbol en las últimas horas. Claro, es que si bien es una frase algo terminante, no deja de ser real.

Más conocido como Palermo, el club reconocido a nivel mundial por su particular camiseta rosa ha dejado de existir como tal. Ese club que vio sus orígenes en 1900 y que tuvo varios nombres antes de tomar su forma final en 1987.


Durante sus casi 120 años de vida, lógicamente, el Palermo ha jugado en todas las categorías profesionales, destacándose en la serie A durante la década del ’60 y del ’70, período en el cual fue dos veces finalista de la Copa Italia (también perdió el partido decisivo de esa competencia en 2011, ante Inter).

Cuna de grandes jugadores como Cristian Zaccardo, Fabio Grosso, Andrea Barzagli y Simone Barone (campeones del mundo en 2006), también vio pasar entre sus filas a cracks del fútbol mundial, como Paulo Dybala, Edinson Cavani o Javier Pastore, entre otros.


Sin embargo, ya nada de esto ocurrirá. Hace tiempo que el club entró en decadencia y en un tobogán hacia abajo que tenía, tarde o temprano, un destino fatal.

Luego de su descenso a la Serie B el club entró en una serie de irregularidades que nunca pudo sanear. Y en todo Europa, pero más aún en Italia, los controles financieros son muy exigentes y las sanciones por incumplimiento, muy severas.

Es que al equipo 'rosa' le habían descontado 20 puntos y, a pesar de que hubo una apelación del club, la Comisión de Vigilancia de la Federación Italiana le rechazó la solicitud de inscripción a la segunda categoría del 'calcio' por irregularidades administrativas y de gestión. Por esas animalías financieras, el Tribunal Federal Nacional descendió al Palermo a la Serie C.


Pero el mar de deudas continuó, la situación no se saneó y ahora fue sentenciado a comenzar de cero: es decir, descender a la Serie D y comenzar desde la categoría amateur, bajo otro nombre. Ahora, lo único que queda es que el club apele al TAR de Lazio y eventualmente a la Cassazione del Calcio, para ver si así ganan una batalla que, al parecer, tiene una resolución favorable casi imposible.

Por lo pronto, su lugar en la Serie B lo ocupará el Venecia, que perdió ante el Palermo en la tanda de penales de los cruces de playoff por el ascenso.

Deja un comentario