Inicio Refugiados ¿Quién es Carola Rackete, la capitana del Sea Watch que desafía a...

¿Quién es Carola Rackete, la capitana del Sea Watch que desafía a Salvini?

Carola Rackete, de 31 años, es la experimentada marinera que está a cargo del barco Sea Watch 3 que, en contra de las órdenes del ministro del Interior, Matteo Salvini, ingresó en aguas territoriales italianas y pretende desembarcar a 42 personas en Lampedusa.

Luego de semanas en altamar, el Sea Watch 3 –el barco que rescató a un grupo de migrantes en alta mar y no fue autorizado por Italia a desembarcarlas en Lampedusa– ingresó en aguas territoriales italianas y se dirige pese a todo al puerto de esa ciudad, tras la decisión que tomó su capitana, Rackete.

La comandante tiene solo 31 años, pero una extensa trayectoria en el mar

Nacida en la Baja Sajonia (Alemania), esta mujer se licenció en Ciencias Náuticas en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Jade, obtuvo un máster en Conservación del Medioambiente por la Universidad de Edge Hill (Reino Unido) y recibió el certificado de primer oficial de cubierta por la Oficina Federal de Navegación e Hidrografía de Alemania.

Con esa formación, participó en misiones del Instituto Oceanográfico alemán Alfred Wegener en el Polo Norte, y luego fue segunda oficial de una expedición de Greenpeace.

Fue en 2016 cuando ingresó a Sea Watch en tareas de rescate humanitario.

“Soy blanca, alemana, nacida en un país rico y con el pasaporte correcto»

«Cuando me di cuenta, sentí la obligación moral de ayudar a quien no tenía las mismas oportunidades que yo”, reflexiona y agrega que sintió que “debía hacer algo para quienes no tienen voz”.

“Que deje de hacer política con los inmigrantes”, bramó contra ella Salvini tras conocer la decisión. Además, sugirió a la “capitana heroína de la izquierda” que haga “voluntariado en Alemania en vez de secuestrar y poner en riesgo la vida de estas personas”.

Una vez que desembarquen, Rackete probablemente sea sometida a un proceso judicial, reciba una multa que puede llegar a los 50.000 euros y el barco sea incautado.

Sé a qué me arriesgo, pero con 42 náufragos estamos al límite. Los pondremos a salvo”, anticipó.

Deja un comentario