Inicio Política Asignación ciudadana: Meloni comienza a eliminarla y la oposición la cruza

Asignación ciudadana: Meloni comienza a eliminarla y la oposición la cruza

Giorgia Meloni (Foto: Governo)
Giorgia Meloni (Foto: Governo)

La primer ministro, Giorgia Meloni, ya había prometido terminar con la asignación ciudadana, una de las medidas estrellas del gobierno de Giuseppe Conte.

A finales de julio comenzó a informarse a unas 160.000 familias que ya no recibirán este ingreso. Se enteraron por un SMS enviado por el INPS, organismo hasta ahora encargado del pago.

El Gobierno informó, de cualquier manera, que reemplazará la asignación ciudadana por otras para las familias con más necesidades. Pero dejará de ser una ayuda generalizada.

El final paulatino del redito di citadinanza significa cumplir una promesa que hizo Meloni en campaña para terminar con una medida que consideran “populista” y que desincentiva el trabajo.

Esta decisión afecta principalmente a zonas del Sur, donde está la mayoría de quienes lo reciben. Los ayuntamientos, que son los que ahora deberán gestionar las ayudas que reemplazan a la asignación ciudadana, se vieron desbordados de consultas. E incluso hubo algunas protestas en Nápoles y Palermo.

Desde la oposición, fustigaron la decisión. Uno de los más duros fue el líder del Movimiento 5 Estrellas (M5E), Giuseppe Conte. Se trata de la medida estrella de su primer gobierno y del partido que ahora conduce. “Es una guerra ideológica a costa de los más débiles, un desastre social, una venganza contra nuestro partido”, lanzó.

“Brutal”, calificó la secretaria general del Partido Democrático (PD), Elly Schlein. El que también se refirió al final de la asignación ciudadana fue Maurizio Landini, secretario general de la confederación sindical CGIL, que cuestionó que el Gobierno “al mismo tiempo hace amnistías fiscales”.

Los tres y otros dirigentes opositores llamaron, además, a impulsar el establecimiento de un salario mínimo. Para el PD, eso sería “estar en línea con otros países europeos” y Conte dijo que es una “batalla histórica”. Pero saben que no tienen mayoría para impulsarlo.

Deja un comentario