Inicio Sociedad Apertura de fronteras y libre circulación: lo que todavía no podemos hacer

Apertura de fronteras y libre circulación: lo que todavía no podemos hacer

Mascarilla.
Mascarilla. (Foto: AhoraRoma.com)

El 3 de junio era la fecha que todo el mundo espera para poder volver a una vida más normal: se podrá circular libremente entre las regiones y no habrá falta de la cuarentena para quien llegue del extranjero. Pero no será una vuelta a lo que hacíamos antes de la epidemia.

Seguirán activas ciertas normas para evitar la difusión del coronavirus

Está prohibido realizar reuniones al aire libre y en lugares públicos. En las viviendas privadas es recomendado no aglomerarse. No se podrá besar y abrazar a los que no son concubinos y, sobre todo en en caso de familiares ancianos, hay que evitar contactos físicos aún con los convivientes.

Además:  Últimas 24 horas del COVID-19 en Italia: 14 muertos y 1.008 contagios

Hay que quedarse a un metro de distancia de los demás, a dos metros si se está haciendo actividad física. En caso contrario hay que ponerse la mascarilla donde quiera que se esté, en particular en los medios públicos. En Lombardía, la mascarilla es obligatoria en cualquier caso.

En muchas tiendas se nos seguirá pidiendo llevar guantes, que son obligatorios cuando se adquieren géneros alimenticios. No será posible negarse a la medición de la temperatura corporal en los lugares públicos donde se hagan controles. Tampoco podremos irnos al peluquero o al gimnasio sin reserva.

Si en una tienda o restaurante nos pedirán nuestras generalidades, no podremos no dárselas, porque esto sirve para trazar los contactos con los que resulten positivos al COVID-19.

Además:  Ninguna región pudo evitar nuevos contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas

En tal caso, quien haya tenido contacto con algún positivo, no podrá evitar ponerse en cuarentena. Y deberán respetarla también quienes vayan a aquellos lugares donde haya una ordenanza del gobernador o del alcalde, como en Sicilia.
Por fin, podremos sí viajar, pero solo en aquellos países que acepten a los italianos.

Deja un comentario