Inicio Sociedad Ola de racismo: fue golpeada en la calle y luego insultada dentro...

Ola de racismo: fue golpeada en la calle y luego insultada dentro de la ambulancia

Edith Tro (Foto: Facebook).

Otro grave episodio racista ocurrió en la ciudad de Bari. Lo que más impacta es que esté́́ nuevamente implicado personal sanitario, tal y como sucedió recientemente en la provincia de Salerno.

La víctima fue Edith Tro, de 47 años, originaria de la Costa de Marfil y residente en Italia desde hace 30 años, quien trabaja para la división de catering de las Ferroví́as Italianas.

Madre de dos hijos italianos de 27 y 9 años, relató cómo ocho personas la insultaron, amenazaron y golpearon violentamente en plena calle sin que nadie le ofreciese ayuda.

La mujer, quien esa tarde regresaba caminando a su casa del trabajo, encontró un grupo de personas que hablaban animadamente y obstruían el paso peatonal de vía Duca degli Abruzzi. Tro pidió́ reiteradamente permiso para poder pasar, y al no obtener respuesta, decidió bajar de la calzada, superando a los agresores.

Fue ahí cuando las seis mujeres y dos hombres comenzaron a propiciarle insultos racistas, golpes en la cara y patadas en el abdomen. A pesar de la situación, pudo alertar el 118 y en ese momento sus agresores huyeron robándole el teléfono mó́vil.

Pero su calvario no terminó ahí: a bordo de la ambulancia, Edith recibió agresiones por parte de la enfermera, quien sospechó de que se tratara de un engaño para recibir una incapacidad médica. Al mismo tiempo, se negó a realizar el examen clí́nico y le recriminó a Tro que debe estar agradecida por tener la oportunidad de trabajar en Italia.

Lo increíble es que sólo una vez llegado el hijo mayor de la mujer (nacido en Italia) se le garantizaron los debidos cuidados médicos.

Edith sostuvo que “seguramente el hecho tiene que ver con el
clima político que se respira actualmente en Italia». Además, puntualizó: «Salvini hace declaraciones racistas en público, legitimando a quienes antes odiaban a escondidas. Está favoreciendo fenómenos que antes no se concretaban por decencia, vergüenza o, simplemente, por miedo de las consecuencias”.

Y finalizó: “ya estaba acostumbrada a bromas aisladas de mal gusto, pero ahora estamos enfrentando un preocupante fenómeno de masa”.

Por el momento se llevan a cabo las investigaciones policiales del caso, y los oficiales del 118 abrieron un expediente interno para identificar al personal médico implicado y aclarar lo sucedido.

Deja un comentario